Ahorro y Gastos Hormiga

¿Cuánto dinero perdí el año pasado en gastos hormiga?

Podemos definir los gastos “hormiga” como caprichos, esos pequeños gastos que hacemos diario casi sin darnos cuenta, jaja irónicamente, pero que la sumatoria de ellos pasan a ser fugas inconscientes de nuestro capital y que pueden devorar nuestro ingreso mensual; si no los “fumigamos” acabarán con nuestro presupuesto.

¿Sabías que este tipo de gastos consumen alrededor del 12% del salario mensual?, según un estudio realizado por la Condusef. Y la verdad es que ahorrar no es un hábito que los latinos tengan presente, a siete de cada 10 los aquejan sus problemas financieros, según datos de la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera, y el no tener un resguardo económico complica darle la cara a las deudas.

Pero ahorrar no es una tarea imposible. Se trata de un hábito que consiste en pensar dos veces una compra. Preguntarse si una compra en verdad es necesaria puede resultar en ahorrarse dinero y problemas a futuro.

No sé si alguna vez has escuchado acerca de este mito tan extendido, que asegura que solamente son suficientes 21 días para convertir una acción o un algún comportamiento en un hábito, pues no es un simple mito, tiene su origen del libro “Psycho Cybernetics” (1960) por el Doctor Maxwell Maltz. Esta teoría nos dice que al realizar una acción con responsabilidad y conciencia de que lo estamos haciendo con un propósito durante 21 días, se convertirá en un hábito que por automático, por así decirlo, lo realizaremos cotidianamente.

¿Pero por qué es tan importante el hábito del ahorro? Piensa en aquella vez cuando tu tarjeta estaba en saldo negativo y aún no era día de paga y tenías que liquidar ese saldo negativo de tu tarjeta antes del plazo de sobregiro, tuviste que pedir prestado, sin embargo no te pudieron prestar, al final de cuentas por no tener un ahorro tuviste que pagar la cantidad de sobregiro y tu saldo negativo. No es que me haya pasado o algo por el estilo. Pero para situaciones como estas es tan necesario desarrollar el hábito del ahorro, que también nos hace disciplinados.

Es por eso que quiero compartirte algunos tips que posiblemente tuve que aprender a la mala y que sin duda te ayudarán a ser más disciplinado y desarrollar el hábito del ahorro:

1) Siempre ten en mente el propósito de tu ahorro. ​¿Para qué estás ahorrando? Establece un objetivo, un propósito que quieras lograr con la cantidad ahorrada, el cumpleaños un familiar o amigo,una deuda a corto plazo, un viaje, un auto.

2) Cada día es importante. Comienza este hábito contando cada día, uno a la vez. Si bien es bueno planear en qué vamos a comer mañana, o qué detalle le llevaré a mi esposa, o pensar en que NO gastaré mañana, es aún más importante en lo que SÍ puedo hacer hoy para ser ahorrador, por ejemplo: hoy no compraré goma de mascar, hoy no gastaré medio cheque en Starbucks, y aunque te duela, hoy no comeré tacos.

3) Identifica tus gastos hormiga.​ A mi consideración este tip es el más fácil, ve a tu carro y mira en la basura que tengas( en caso de que tengas), o revisa tus recibos más recientes, sino los tienes puedes revisar tu banca en línea. Independientemente de eso, estoy muy seguro que sin hacer todo eso ya te conoces y sabes cuales son esas cosas en las que siempre gastas.

4) Preparar tu propia comida​. Supone un ahorro de más del 50% que pagarla en un restaurante. Dedícate tiempo a ti y a tus seres queridos, inténtalo comenzando dos días a la semana y cocina en casa, te sorprenderás cuánto te ahorrarás.

5) Piensa en la cantidad total de dinero que percibes al mes. ​Establece las necesidades prioritarias que debes cubrir. De esta manera podrás distribuir de manera equilibrada tus ingresos.

6) Realiza un presupuesto​. No quiere decir necesariamente privarte de gastos personales. El establecer un presupuesto te ayuda a ser disciplinado y conocer tus prioridades

7) Considera siempre tus deudas como prioridad. ​Antes de realizar algún gasto que salga fuera de tu presupuesto piensa, ¿aún me alcanzará para pagar mi tarjeta de crédito?

Estas son algunas medidas que fácilmente pueden adoptarse y que contribuirán a finanzas personales más saludables. No olvides que siempre es necesario darse un gusto como un café mañanero o una bolsa de frituras, pero volverlo un hábito no es saludable para tu cartera y por supuesto para tu salud. Tener esta claridad en tus gatos te ayudará a detectar gastos fuertes que de otra forma pasarían desapercibidos, y ya será decisión tuya si los mantienes o los eliminas.

Disfruta tu proceso de este tan necesario hábito del ahorro y comparte con otros cómo estás ahorrando.

Te espero en la próxima edición.

Por: César Iván Gálvez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *